¿Subdominio? ¿Qué es eso?

La mayoría de nosotros que usamos Internet no sabemos qué es un subdominio, o al menos no completamente. Un subdominio tiene una amplia gama de funciones y ventajas.

El alojamiento web (o web hosting) es un método para alojar tu dominio en Internet. Una vez que tu dominio está alojado, puedes alojar subdominios en él.

Puedes ampliar tu sitio web utilizando un subdominio, sin tener que pagar por un dominio completamente nuevo. También puedes usar un subdominio para probar nuevas funcionalidades de tu sitio web sin tenerlo abierto al público.

¿Qué es un subdominio?

Como su nombre indica, es un “dominio” dentro de su dominio principal. Un subdominio puede ser totalmente diferente del dominio raíz o principal. Puede tener un diseño diferente para el dominio y los subdominios. Cada subdominio también puede manejar sus propias funcionalidades sin interferir con el dominio raíz.

Una estructura regular de una URL es “subdominio.el-dominio-aqui.com”. El nombre del subdominio se coloca antes de su nombre de dominio.

Los subdominios son tan importantes en algunas empresas que cada subdominio proporciona servicios diferentes. Tomemos el ejemplo de Google.com, docs.google.com proporciona servicios de documentos, mail.google.com proporciona servicios de correo electrónico, etc. Todo está bajo la misma marca, Google, pero tiene diferentes funcionalidades.


¿Por qué usar un subdominio?

Un subdominio tiene muchos usos en lugar de solo proporcionar extensiones a tu sitio web. Veamos diferentes razones para usar un subdominio.

Separa tu dominio principal y otros dominios
El dominio raíz contiene la información principal sobre el sitio web y también algunas funcionalidades específicas con él. Si proporcionas soporte al cliente, puedes tener un subdominio de soporte, por ejemplo: soporte.tudominio.com
Del mismo modo, si tienes un sitio web de comercio electrónico, puedes vincularlo a través de un subdominio, por ejemplo: tienda.tudominio.com

Pruebas
Puedes probar nuevas funciones para tus sitios web a través de tus subdominios para obtener una demostración real del mismo. Un subdominio es una pizarra limpia para empezar. Puedes diseñar todo desde cero y crear un nuevo diseño por completo.

Múltiples versiones
Si tu sitio web tiene un mercado global, es posible que necesites diferentes versiones para regiones específicas. Cada región también puede tener su propio idioma.

Usando subdominios, puedes alojar diferentes versiones del mismo sitio web. Por ejemplo, en.eldominio.com para inglés y es.eldominio.com para español. us.eldominio.com para Estados Unidos, uk.eldominio.com para el Reino Unido y así sucesivamente para regiones específicas.

Blogs y dominios separados
Es común separar tus blogs y dominios. Puedes proporcionar a tus visitantes información sobre tu sitio web y marca a través de un blog. Para crear un blog, simplemente puedes crear un subdominio blog.eldominio.com.

Subdominios como diferentes productos o servicios
Los subdominios son tan importantes en algunas empresas que cada subdominio proporciona servicios diferentes. Tomemos el ejemplo de Google.com, docs.google.com proporciona servicios de documentos, mail.google.com proporciona servicios de correo electrónico, etc. Todo está bajo la misma marca, Google, pero tiene diferentes funcionalidades.

¿Cómo crear un subdominio?

Crear un subdominio es bastante simple. Implica tres pasos básicos:

1. Ingresar a cPanel
Cada servicio de web hosting tiene un panel de control o cPanel. Puede contener varias configuraciones u opciones para administrar su dominio y su servidor.
2. Busca la opción Subdominios
Haz clic en la opción Subdominios. (En el recuadro de Dominios)
3. Crear el subdominio
Una vez que estés en la página de creación del subdominio, puede proporcionar un nombre para su subdominio, el dominio sobre el cual lo vas a crear, y la carpeta donde lo vas a alojar. Una vez hecho esto, haz clic en Aceptar o Crear. Solo falta esperar, ya que es posible que tu subdominio no sea visible inmediatamente.

Pros y contras de un subdominio

Los subdominios pueden ser realmente beneficiosos para propósitos específicos y en ciertos casos también pueden ser una carga.

Pros
● Flexible
Los subdominios proporcionan diferentes áreas para explorar. Puedes probar tus sitios web antes de que salgan al público. Dado que los subdominios pueden diseñarse desde cero, también puede buscar crear nuevos diseños para su sitio web.

● Ampliable
Si necesita agregar más servicios al sitio web, todo lo que tiene que hacer es crear un subdominio con ese servicio.

Contras
● Impacto negativo de SEO
Los subdominios no tienen las mismas propiedades de SEO que tu dominio principal. Los subdominios tampoco tienen la misma prioridad que un dominio.

● Gestión
Si tienes varios subdominios, es probable que pases más tiempo administrando tus subdominios. Es más difícil optimizar sus subdominios con respecto al SEO que tus dominios principales.

● Menos enfoque de los dominios raíz
Dado que los subdominios tardan más en administrarse, es posible que no puedas trabajar en la optimización de tu dominio principal.

Conclusión

Dicho todo esto sobre los subdominios, siguen siendo útiles y necesarios en muchas situaciones. Todavía pueden hacer tu trabajo. Hacer un subdominio requiere bastante planificación y si lo integras con tu dominio existente, será mucho más fácil. Recuerda que puedes crear y registrar tu dominio y subdominios en todos nuestros planes en WinkHosting.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *